septiembre 29, 2008

EDITORIAL

Este tercer número del Alacrán Literario aparece cuando se ha constituido la Comisión de SADE en S. M. de Tucumán y están cercanas las elecciones de la SADE Central.
Sería deseable que los escritores contribuyan a restablecer el prestigio que nunca debió perder la Sociedad Argentina de Escritores que es la casa de todos los escritores.
-Casa tomada- dicen muchos y en determinados casos es así.
Hay gente que cree que por pertenecer a la Comisión Directiva va a escribir mejor y hay que decirle que no es así, que la SADE no es un escalón sino una herramienta a poner al servicio de los escritores.
¿Por qué Argentores o Sadaic pueden controlar y velar por los derechos de sus asociados? Porque existe una organización con estatutos y normas que se respetan a nivel nacional. Ningún buen señor o señora puede erigirse en representante absoluto y ése es el ejemplo a seguir. La SADE nació como un sindicato y debe ser una organización al servicio del escritor. ¡Basta de casas tomadas!

..................................................................................Alberto Vanzo

1 comentario:

Estrella del mar dijo...

.


Muchas veces pienso que cuando escribo algo ya deja de pertenecerme y es paloma que va por el mundo, aunque sea el pequeño mundo de mi ciudad.
No importa que lleve mi nombre, lo que escribi ya me engrandece con el vuelo hacia otros ojos y haber puesta una semilla en el corazón del lector.

Stella Maris Taboro.



.